Tema anterior Tema siguiente

Beneficios al realizar Estudios


  • Se obtiene un censo de los principales componentes de su sistema eléctrico.
  • Se asegura que los equipos de desconexión tienen una capacidad interruptiva adecuada, de acuerdo a las condiciones de operación y se minimiza la posibilidad de tener incendios provocados por la falla de uno de ellos y la consecuente  perdida de producción.
  • Se descubren los “cuellos de botella” en el sistema eléctrico de protección y el personal de la planta tiene más elementos de juicio para decirse a efectuar los cambios necesarios que se recomienden o a operar en condiciones de riesgo desde el punto de vista de protecciones.
  • Los equipos de protección quedan ajustados en forma adecuada para eliminar las posibilidades de disparos innecesarios y las pérdidas en continuidad del proceso productivo.
  • En el evento de una falla en algún equipo de utilización, únicamente queda fuera de operación la parte afectada. De esta forma se interfiere lo menos posible en el proceso productivo.
  • Tomando en cuenta los límites térmicos y dinámicos de los equipos, se seleccionan los ajustes de tal forma que la liberación de una falla sea lo más rápido posible para minimizar el grado del daño interno, minimizado los gastos por reparaciones.
  • Se asegura que los esquemas de protección son los adecuados de acuerdo a las recomendaciones de normas internacionalmente reconocidas.
  • Todos los equipos (Transformadores, Motores principales, etc.) quedan cubiertos por los estudios. La documentación entregada muestra las condiciones de operación actuales y sirve como apoyo para poder tomar decisiones en cuanto a modificaciones que se deseen hacer por necesidades de producción.
  • Al realizar estos estudios y las implementaciones recomendadas, aumenta la seguridad y la continuidad en el suministro de energía eléctrica a la planta. Esto permite realizar negociaciones con la compañía aseguradora para bajar los costos del seguro por siniestros provocados al fallar el equipo eléctrico.
  • Cuando existen cambios importantes en la configuración del sistema eléctrico, es necesario realizar revisiones de actualización a estos estudios. El realizar los estudios iniciales con un alcance completo, permite que las revisiones no tengan costos excesivos.
  • A través de las revisiones se va dando seguimiento a los cambios del sistema y se tiene un mejor control de su crecimiento.
  • El banco de datos obtenido, realizando algunos cambios, sirve también para poder realizar otros estudios del sistema eléctrico. Esto hace que los costos por otros estudios también disminuya.
  • La relación costo/beneficio, por la realización de estos estudios, no es fácil de determinar por que no se ve reflejado en un aumento de producción. Pero si lo comparamos contra costos por pérdida de producción provocada por falta de continuidad en el suministro de energía, ya sea por daño de un equipo o por mala operación del sistema de protecciones, además de los gastos por reparación o reposición del equipo dañado; entonces queda evidente la importancia que tienen.
  • La inversión en la realización de estos estudios y en las implementaciones necesarias, es recuperada en cualquier momento cuando el esquema de protecciones opera adecuadamente para liberar en forma selectiva, rápida y segura una falla. Evitando los gastos por daños severos en los equipos eléctricos y la consecuente pérdida de producción.
  • Se definen en forma precisa las funciones de los conductores de puesta a tierra.
  • Los tableros de fuerza y las personas cercanas a ellos se protegen mejor ya que se proporciona un cambio fácil para las corrientes de falla a tierra.
  • En el evento de una falla a tierra en algún tablero, ningún tablero de control sufre de sobrevoltajes transitorios ya que su referencia de puesta a tierra es totalmente aislada.
  • Las diferencias de voltajes entre el chasis de las tablillas de control y tierra disminuyen, mejorando su confiabilidad de operación.
  • Los voltajes de paso y toque en las subestaciones principales, bajo condición de falla a tierra, son llevados a niveles tolerables.
  • Las descargas atmosféricas y las sobretensiones por maniobra son drenadas a tierra sin problemas de reflexión de las mismas por alta resistencia en el punto de conexión a tierra.
  • La inducción de ruidos sobre los circuitos de control por circulación de corrientes en el cable de puesta a tierra es eliminada.
  • Las fallas de corto circuito a tierra son detectadas y liberadas en forma más eficiente por los relevadores de protección.
  • Las cargas estáticas son drenadas más eficientemente a tierra, reduciendo los riesgos de explosión por chispa en atmósferas inflamables y daños al personal por descarga directa.
  • La distribución de los conductores de puesta a tierra y su conexión a los equipos es adecuada, y de fácil acceso.
  • Se verifica que realmente se tienen conectados los equipos a su referencia de tierra adecuada
Publicado en Servicios

Medios